Una Guía de Vail para Intermedios

Jan. 16, 2014

20140123_Vail-Avanti-groomed_MeghanGruszynskiCon poco menos de 2,145 hectares (21 km2) de terreno accesible a través de 33 telesillas, es fácil que se sienta abrumado con un día u ocho por las pistas de Vail. Pero para los esquiadores de nivel intermedio—los que les gustan pistas verdes y azules, y a veces se tiran a las negras – la grandeza de la montaña puede ofrecer un ambiente de aprendizaje gigante para su nivel particular, con docenas de pistas perfectas para desarollar a sus capacidades y ponerse cómodos en la empinada, la profunda, y la topada del terreno vasto de Vail.

Asi que en su próximo día en las pistas, agárrese un mapa, siga esta busqueda de pistas por la montaña, y prepárese para un día divertido en terreno intermedio, al estilo Vail.

Calentamiento – Lado Delantero (Front Side)
No importa donde comience su día, el lado delantero de Vail está cargado con terreno increíble para todos niveles, con muchos lugares para calentarse desde los espacios suaves y abiertos de Practice Parkway, Over Easy o Swingsville, hasta los cerros fluidos de la telesilla Sourdough (#14). De allí puede avanzar (o comenzar) en unas azules planchadas como Ramshorn, Lodgepole o Mid-Vail Express. Flexione sus piernas moguleras en Powerline, o pruebe las bajadas empinadas de Northwoods o la parte baja de Avanti. La idea es ganar confianza temprano para poder atacar terreno más variado después.

esquiando en vail para los intermediosLos Back Bowls Para Principiantes
No crea que sólo por ser de nivel intermedio que no puede gozar de los Back Bowls de Vail. Deben ser mucho menos intimidantes de lo que son, y vale la pena explorarlos para los de cualquier nivel. Las pistas onduladas de Lost Boy y Dealer’s Choice en Game Creek Bowl ya son favoritas para muchos, pero China Bowl tiene también su terreno azulado como Poppyfields West y Chopstix, y hasta Blue Sky Basin ofrece terreno aventurero pero intermedio como Cloud 9, Big Rock Park, y Grand Review. Sea especialmente audaz en un día con mucha nieve fresca – la nieve le ayudará a controlar la velocidad y a suavizar las caídas, y el acto de esquiar el polvo de Vail es una sensación inolvidable.

Empujese
Intermedio es un termino vago y maleable, constantemente sujeto a cambio y evolución, así que desafíese en el terreno variado de la montaña. Si le interesa por ejemplo mejorar sus capacidades en los moguls, métase en Wildcard, Kangaroo Cornice, o Baccarat. Vaya fuera de pista en los bols por pistas como Yonder, Shangri-La, y Resolution. Practique en la empinada de Northstar o Blue Ox, o intente una bajada por Riva, la pista más larga de Vail. Retandose a esquiar fuera de su nivel de comódidad es no solo la mejor manera de mejorar, sino también es cómo se abre el tesoro que es el resto de la montaña de Vail.

Comer!
Un esquiador por promedio puede quemar 3,000 calorías en un día en las pistas, asi que es clave alimentarse para mantener las piernas susurrando por el polvo. Con todas las opciones en la montaña, no hay la necesidad de caerse en cualquier ritmo cíclico. Asegúrese de no perder la carne ahumada, la sopa de pollo y arroz, y todo lo demás del Wildwood Smokehouse. Cambie sus botas por pantuflas para gozar de la experiencia de comida fina en el restaurante The 10th, lo cual ahora está abierto para almuerzo, après, y cena. Calientese la barriga después de una mañana en los Back Bowls con su própio bol de Chili, una Epic Burger épica, o algo verde de la barra de ensalada más grande de la montaña, todo servido junto con las vistas lujosas de Two Elk.

Bajarse
La mayoría de los accidentes en Vail pasan en la “última bajada del día,” cuando todos andan cansados, desenfocados, y por espacios apretados rodeados por otros de varios niveles, todos tratando de bajar a la vez. Atravezando por Gitalong Road o Lion’s Way son las rutas más fáciles para llegar al base (pero cuidado con los que bajan desde arriba), o Bear Tree y Born Free son azules bien navegables. Finalmente, no tenga verguenza de bajar por la góndola cuando las condiciones son malas, si está cansado, o si simplemente ya no quiere esquiar. Planée su bajada y salve a su temporada, siempre esquiando con cuidado.

 

Autor Andrew Behrendt es escritor, maestro e instructor de esquí en Vail, CO
escritor de Vail